Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 24 de abril de 2018
Publicado en BOLSAS INTERNACIONALES Martes, 15 de abril de 2014 12:25

El conflicto ucraniano golpea los valores cíclicos, turísticos, tecnológicos y financieros

Los índices de las principales bolsas occidentales cerraron ayer en su mayoría con ligeras ganancias, en una sesión que fue de menos a más, y que estuvo totalmente condicionada por las noticias que llegaban desde Ucrania, donde la situación es cada vez más preocupante. Así, desde primera hora de la sesión las bolsas europeas se pusieron en negativo al huir los inversores de los activos considerados de mayor riesgo y refugiarse en otros que, como el oro o los bonos, son considerados como defensivos. En este sentido, señalar que fueron los valores cíclicos, los vinculados al turismo y al ocio, los tecnológicos y los del sector financiero los más castigados por el temor a que la crisis ucraniana vaya a más y desemboque en un conflicto civil en el que Occidente y Rusia apoyarían a las diferentes facciones que hoy se enfrentan en Ucrania, lo cual podría terminar pasando factura a estas economías.

 

 

Además, ayer pudimos comprobar que mientras continúa la escalada de violencia en el este del país, Occidente y Rusia no hacen más que acusarse de interferencias en Ucrania, algo que estamos convencidos que es cierto en ambos casos, mientras la posibilidad de una solución diplomática para el país parece cada vez más complicada. De momento todas las esperanzas están puestas en la reunión que mantendrán representantes de EEUU, de la UE, del gobierno interino ucraniano y de Rusia esta semana, reunión que podría servir para reducir la tensión en el país. Lo cierto es que la población de origen ruso del este de Ucrania, o una parte importante de ella, se siente amenazada por las nuevas autoridades ucranianas ya que piensan que van a perder parte de sus derechos, mientras que el gobierno interino ucraniano parece incapaz de restablecer el orden a pesar de los mensajes tranquilizadores que está intentando hacer llegar a esta población –ayer el presidente interino de Ucrania, Oleksandr Turchynov, tras lanzar una operación antiterrorista en el este del país, habló de la posibilidad de aceptar referéndums para determinar la autonomía de las regiones prorrusas-.

 

Así, y con la crisis ucraniana enquistada, las bolsas europeas se pasaron gran parte de la mañana en negativo, no siendo hasta que abrió Wall Street en positivo cuando empezaron a girar al alza. En ello tuvieron mucho que ver el hecho de que el Citigroup, uno de los principales bancos comerciales estadounidenses, diera a conocer unos resultados trimestrales superiores a lo esperado, lo que permitió a sus acciones abrir con fuerza al alza, y la publicación en EEUU de las ventas minoristas del mes de marzo, que crecieron con fuerza en relación a febrero –superaron holgadamente lo esperado por los analistas-, lo que vino a confirmar que la economía estadounidense se está acelerando tras el parón experimentado durante los duros meses de invierno. Estos dos factores sirvieron para que los inversores optaran nuevamente por tomar posiciones en renta variable, aprovechando para ello los recientes recortes experimentados por muchos valores. Por último, señalar que el Ibex-35 fue uno de los pocos índices, de entre los principales europeos, que acabó en negativo, aunque lo hizo muy por encima de sus niveles más bajos del día.

 

Hoy esperamos que las bolsas europeas abran ligeramente al alza, aunque su comportamiento seguirá supeditado en gran medida a las noticias que lleguen desde Ucrania. Si la solución diplomática al conflicto gana enteros, no descartamos un rebote importante de estos mercados. Por el contrario, una escalada de la violencia en el país pesaría como una losa en las bolsas europeas.

 

Por último, señalar que, aparte del conflicto ucraniano, los inversores dispondrán hoy de importantes referencias en el ámbito macroeconómico, con la publicación en Alemania de los índices de sentimiento económico que elabora el instituto ZEW, correspondientes al mes de abril –es factible que estos indicadores sigan deteriorándose como consecuencia de la crisis ucraniana y del temor de los inversores alemanes a que ésta termine pasando factura a la economía del país- y, ya por la tarde, con los datos de inflación de marzo en EEUU, así como con la siempre seguida encuesta manufacturera de la región de Nueva York, en este caso del mes de abril. Pero, además, varias importantes compañías estadounidenses cotizadas darán a conocer hoy sus cifras trimestrales, destacando las de gran consumo Johnson & Johnson y Coca-Cola, que lo harán a primera hora de la tarde, y las tecnológicas Intel y Yahoo!, que lo harán con la bolsa estadounidense cerrada. En este sentido, reiterar que tan importante o más que las propias cifras que den a conocer las compañías serán los comentarios de los gestores de las mismas sobre el devenir de sus negocios. Unas positivas cifras macro y unos resultados empresariales que superen lo esperado por los analistas deben servir para tranquilizar a los inversores y rebajar la tensión que desde hace días viene reflejando el comportamiento de las bolsas occidentales.

Fuente: Análisis Link Securities

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.