Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 19 de febrero de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en IBEX 35 Martes, 12 de febrero de 2019 00:00

El Ibex sigue lastrado por los bancos: la Bolsa paga un 35% menos por los bancos europeos

Alex Fusté (Andbank) | El Gobierno intenta minimizar el impacto del primer gran fiasco parlamentario e insiste, con su socio Podemos, en que la coalición gobernante no está en peligro. En vista de la nueva dinámica de bloques políticos en España, tras haber surgido un partido ultraconservador en Andalucía, el Gobierno socialista aprovechado para reactivar la votación de los Presupuestos de 2019.

 

El objetivo de déficit está actualmente en el 1,3%, ya que el Senado rechazó la senda de estabilidad presupuestaria pactada con la UE del 1,8% para este año. Consideramos que no se cumplirá este objetivo (prevemos una brecha de 10.000 millones de euros, es decir, alrededor del 2,1% del PIB). ¿Por qué? Nos mostramos escépticos acerca de las hipótesis presupuestarias no solo en relación con unos ingresos «inflados», sino también en la vertiente de los gastos. Estamos en un año electoral, por lo que prevemos un aumento del gasto en casi todas las partidas, incluida las últimas subidas de las pensiones y los salarios de los funcionarios. Todavía está por ver si, con la subida del salario mínimo, se incrementarán las bases de cotización a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos.

 

 

También expresamos cautela ante la efectividad del nuevo impuesto del 5% de los dividendos que las empresas reciben de sus filiales extranjeras. De manera similar, tenemos dudas razonables sobre la eficacia de la tasa Tobin, así como de la tasa Google (en España, «impuesto sobre determinados servicios digitales»). Se trata de impuestos de nuevo cuño y probablemente tendrán que ser legislados por separado de los Presupuestos en el Senado. Una cámara que está en manos del PP y de Cs, que han bloqueado ya más de 50 proyectos de ley. Estos impuestos no pueden ser retroactivos. Todo ello nos hace ser mucho menos optimistas que los oficiales del Gobierno.

 

¿Por qué son los bancos un problema para el Ibex?

 

Hay una notable diferencia entre los bancos en Estados Unidos y en Europa: la Bolsa paga un 35% menos por los bancos europeos. Esta afirmación queda demostrada por el ratio Precio/Valor contable, cuya media en el caso de los diez mayores bancos del sector estadounidense se sitúa en 1,24, mientras que en el Viejo Continente cae hasta 0,80. Esto significa que los inversores no reconocen el valor del 20% de los activos bancarios europeos. En el caso de los dos grandes bancos españoles, Banco Santander y BBVA, el precio de mercado es incluso inferior a la media, ya que muestran un ratio de 0,8 y 0,7, respectivamente.

 

 

¿Está justificada esa elevada penalización? La respuesta reside en si realmente hay una diferencia en el momento del ciclo estructural por el que atraviesa cada continente. En Estados Unidos, los tipos de interés ya han subido (en cuatro ocasiones tan solo el pasado año), mientras que en Europa vamos con cuatro años de retraso. También tiene que ver con que el mercado alberga expectativas optimistas sobre la generación futura de beneficios para los bancos estadounidenses, mientras que tiene poca confianza en los bancos europeos (y españoles). El precio del dinero es uno de los principales problemas del sector en Europa y España, con tipos de interés que siguen en el 0%, lo que afecta directamente a los márgenes (la diferencia entre lo que los bancos pueden cobrar por los préstamos y lo que ofrecen por los depósitos). Las previsiones apuntan a que no es probable que se produzca una subida de tipos de interés antes de principios de 2020, una circunstancia que seguirá pesando en la banca española.

 

Crecimiento en España. El único que el FMI no ha revisado a la baja

 

El FMI no rebajó en enero su previsión de crecimiento para España. Pronostica un crecimiento en 2019 de casi el 2% tras haber cerrado 2018 y 2017 con una tasa cercana al 2,5% y del 3,1%, respectivamente. Los resultados más discretos en el sector exterior explican la tendencia descendente, habiendo sufrido las exportaciones una caída trimestral del 0,8%. La demanda interna, las renovaciones de bienes de equipo, el aumento de la renta disponible y la recuperación en el mercado inmobiliario sostendrán el crecimiento en 2019.

 

 

Perspectivas de los mercados financieros

 

Renta variable (IBEX): POSITIVO (punto medio: 9.612; salida: 10.570)

Deuda soberana: NEGATIVO (objetivo de rendimiento del bono: 1,90%)

Deuda corporativa (IG): NEGATIVO


Deuda corporativa (HY): NEGATIVO