Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >

CdM | La sesión de este jueves estará condicionada por las palabras de Draghi, que podrían dar al mercado el impulso que recientemente ha perdido. Lo más probable es que proporcione detalles de “timing” e importe del programa de compra de activos (ABS y cédulas), que se estiman en torno a los 600.000 millones de euros y que, según Bankinter, “seguirá apoyando al mercado al insinuar que en absoluto el BCE se queda sin medios para actuar”. Entonces,la pregunta interesante es qué piensa hacer Draghi en los próximos 6 meses. Los economistas de JP Morgan creen que el objetivo de Draghi de acercarse a los 3 Tr de euros en el balance del BCE es real, “aunque las medidas anunciadas hasta ahora no serán suficiente para conseguirlo. No olvidemos que el BCE a fin de cuantas, no está consiguiendo cumplir su mandato de “estabilidad en precios” (2%), y debería estar haciendo mucho más”, añaden los expertos de la casa de análisis.

CdM | Como se esperaba, Mario Draghi hizo oficial el plan del BCE de adquirir activos privados con el fin de reanimar la recuperación económica de la eurozona, aunque fue parco a la hora de dar cifras. De momento sabemos que el banco central empezará a comprar bonos garantizados a los bancos a mediados de octubre, y préstamos titulizados (ABS) en el último trimestre de este año. El BCE pretende aumentar su balance en un billón de euros, situándolo en niveles de marzo de 2012. Este programa ha suscitado mucha expectación de los mercados tras una primera TLTRO descafeinada (más interesante será analizar la segunda, en diciembre, una vez pasados los test de estrés), así como una controversia entre distintos estados de la eurozona, que no se ponen de acuerdo en garantizar o no los ABS.

Por J. J. Fernández-Figares (LINK) | Los mercados de valores occidentales cerraron el martes de forma mixta, con los índices de la Europa continental al alza y los británicos y estadounidenses a la baja. Desde primera hora del día las bolsas europeas intentaron recuperar algo del terreno perdido en las últimas sesiones, aunque sin mucha determinación.