Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Jueves, 14 de diciembre de 2017
Publicado en CONSENSO Martes, 28 de noviembre de 2017 08:00

Las esperanzas de una coalición alemana y la macro empujan al euro al alza

Ebury | Una doble dosis de noticias políticas y económicas positivas sacudió a los mercados de divisas de su letargo tradicional de vacaciones de Acción de Gracias. Las noticias de que se estaba explorando una gran coalición entre conservadores y socialdemócratas alemanes después del colapso de las conversaciones a cuatro bandas impulsaron a la moneda común, al igual que el inesperado aumento de los índices de actividad empresarial a un máximo de siete años.

 

Otras monedas europeas, como la libra, subieron siguiendo al euro. El dólar, por su parte, no fue ayudado por la incapacidad de las tasas de interés estadounidenses para romper al alza. El perdedor de la semana fue la lira turca, ya que los inversores han perdido la confianza en la voluntad del Banco Central de desplegar herramientas monetarias para combatir la inflación.

 

Una gran cantidad de datos económicos serán conocidos esta semana. Se lanzarán índices de actividad comercial PMI, crecimiento del PIB en el tercer trimestre y, lo más importante, datos de inflación. Nos enfocaremos en los precios al consumidor en Estados Unidos y en las estimaciones del IPC de la eurozona, ambos el jueves.

 

La fortaleza de los índices de actividad comercial PMI para noviembre confirma que la economía de la Eurozona está finalizando el año con una nota muy buena. El índice compuesto se elevó hacia sus máximos históricos. Si bien los índices PMI han superado en cierta medida los datos de crecimiento real de los últimos años, la solidez de los últimos datos conocidos es innegable.

 

Sin embargo, la política del BCE debe seguir centrada en los decepcionantes bajos niveles de inflación. Esta semana, la publicación de los datos del IPC de noviembre será, quizás, la información más importante de la zona euro, salvo las reuniones del BCE. El dato subyacente (excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía) debe mantenerse en o por debajo del 1%, lo que garantiza que las tasas de interés negativas permanecerán con nosotros en el futuro previsible.

 

El presupuesto de 2018 salió a la luz la semana pasada y, con él, algunas expectativas más bien sombrías sobre el crecimiento futuro, la productividad y el salario para los trabajadores del Reino Unido. Sin embargo, los mercados de divisas ignoraron por completo las noticias. El foco sigue siendo las negociaciones del Brexit con la Comisión Europea. La próxima fecha clave es la reunión del Consejo Europeo del 14 al 15 de diciembre. Si los funcionarios europeos consideran que se ha avanzado lo suficiente para pasar a la siguiente etapa, las probabilidades de un Brexit difícil disminuirían considerablemente y la libra debería comenzar a converger a su valor de equilibrio (más elevado). Sin embargo, el resultado de la reunión sigue siendo muy incierto y esperamos que la volatilidad de la libra.

 

Muy pocas noticias salieron en la semana de vacaciones de Acción de Gracias en Estados Unidos, como de costumbre. Las actas de la última reunión de la Reserva Federal confirmaron que un alza en las tasas en diciembre es casi una certeza pero los mercados siguen siendo escépticos sobre las posibilidades de alzas sostenidas más allá de eso.

 

Además de la publicación de los datos de inflación de los gastos personales de los consumidores el jueves, el principal impulsor del dólar estadounidense será la noticia en los avances del Congreso sobre el paquete de reducción de impuestos.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.