Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 16 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en CONSENSO Viernes, 06 de julio de 2018 07:30

El PER del S&P 500 se está normalizando, llegando a su zona promedio de los últimos 25 años

Alphavalue | Ciertamente los inversores bajistas (“bears”) están ganando la partida a día de hoy. El siguiente gráfico destaca (línea roja) el número de acciones europeas en la cobertura de AlphaValue (470 compañías) con un price momentum negativo.

 

 

 

Este es un punto alto del año representando aproximadamente con el 33% de las mismas. El máximo anterior fue a principios de 2016, cuando el temor a la deflación envió la proporción de acciones con un price momentum negativo alrededor del 50%.

 

 

Como mencionamos en notas anteriores, nos parece que una guerra comercial en toda regla es tan desagradable como la deflación. Los primeros macroanálisis del impacto de una guerra comercial total indican una caída del -4% en el PIB europeo. Probablemente tengamos más noticias en este sentido y estas precipitarán rebajas en las expectativas de beneficios. Nuestros analistas publicaron una nota a modo “worst case scenario” el 26 de junio que evaluaba en un -29% una posible contracción de los beneficios entre 2017 y 2019, lo que supondría -275 bn€ en menores beneficios en comparación con nuestro escenario actual. Lo cual sería un verdadero mazazo. Investigamos las 172 compañías que parecen decididas a sucumbir a los efectos de la guerra comercial. A continuación se muestra su performance combinado. En el siguiente gráfico observamos un descenso bastante brutal desde fines de mayo.

 

 

Este grupo de compañías más afectadas por la guerra comercial representa el 37% de nuestra cobertura, pero el 26% de la capitalización de mercado de dicha muestra. No obstante, aunque la capitalización de dichas compañías sea más pequeña, no dejan de ser 14 bn€ de media. Echándole un vistazo a los ratios, es fácil ver que su calidad promedio (“Fundamental Strength” o fortaleza fundamental en el lenguaje AlphaValue) está por debajo de la media (4,9 frente al 5,7 sobre un máximo de 10) y que la relación Deuda bruta / Ebitda ajustada de 2018 a 4,2x es algo superior a la media (3,5x).

 

La “mano invisible” está vendiendo riesgo obviamente. Si mantenemos las estimaciones de crecimiento de beneficios 2018 del +10% yoy y del +9% yoy para 2019, esto supondría un potencial por fundamentales del +19%. Una revisión rápida de las acciones en este "universo oso" (“bear universe”) mostraría que el crecimiento de los beneficios depende de los bancos y autos. Los autos están claramente en riesgo de un mayor ataque arancelario de la Administración de Donald Trump, mientras que los ingresos de los bancos proceden de la buena salud de sus clientes. Es poco probable que los beneficios no se recorten para este "universo oso". Dado el entorno actual de guerra comercial, preferimos esperar un poco antes de coger cuchillos en el aire...  

 

En el siguiente gráfico vemos cómo el PER del S&P 500 se está normalizando, llegando a su zona promedio de los últimos 25 años.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.