Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Martes, 24 de abril de 2018
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 22 de febrero de 2018 18:00

Telefónica lleva en volandas al Ibex

Felipe López-Gálvez (Self Bank) | A primera hora de la mañana nadie hacía presagiar una jornada positiva debido al efecto negativo que tuvieron en las bolsas americanas las actas de la Fed publicadas ayer. Por si fuera poco, los datos de la encuesta IFO en Alemania quedaban por debajo de lo esperado. Lo mismo le sucedía al PIB de Reino Unido en el 4T, que se situó una décima por debajo de lo esperado en el 1,4%. El Ibex, que abría con caídas del 0,76%, ha ido de menos a más hasta anotarse una subida del 0,54%. En el resto de la zona euro el signo ha sido mixto: CAC +0,13% y DAX -0,07%.

 

Ha sido una jornada cargada de información corporativa de la que caben destacar algunas presentaciones de resultados y la venta del 20% de Gas Natural que tenía Repsol. Los inversores recogían con cierto recelo las cuentas tanto de Dia como de Telefónica, pero finalmente han acabado liderando al Ibex al subir un 3,80% y un 2,90% respectivamente. Les ha seguido todo el sector eléctrico al unísono con subidas cercanas al 2% para Enagas, Gas Natural, Acciona o Iberdrola. En el lado de los descensos se han situado ACS (-1,33%), Caixabank (-0,96%) y Acerinox (-0,58%).

 

La operadora ganó en 2017 3.132 millones de euros, un 32% más. Los aspectos que menos han gustado han sido el comportamiento de sus ingresos en España y Reino Unido, así como los gastos financieros asociados a la filial venezolana. Sin embargo, en España y Brasil, sus dos principales mercados, es cada vez más rentable (crecimiento del OIBDA del 12,5% y del 13,2% respectivamente). La empresa logró reducir deuda en casi 3.000 millones solo en el 4T, lo que le ha permitido mantener su dividendo anual de 40 céntimos.

 

En el caso de DIA sorprende lo bien que se ha tomado el mercado unos resultados en los que la propia empresa ha reconocido no haber alcanzado los objetivos. El beneficio de la cadena de supermercados ha caído por tercer año consecutivo hasta los 109 millones (-37% vs 2016), un nivel muy bajo para una empresa del Ibex. Su negocio en España se sigue viendo afectado por la caída de su cuota de mercado, algo que no ha podido conservar ni siquiera con el esfuerzo en reducción de precios que ha realizado. Además, ha rebajado su dividendo desde los 21 céntimos hasta los 18. Entre las pocas noticias positivas podemos encontrar el aumento de su cuota de mercado en Argentina y Brasil, dos países en los que el efecto divisa le ha jugado una mala pasada. De cara a este año ha prometido volver a la senda del crecimiento en ingresos y Ebitda, y ha tratado de poner en valor su cuota de mercado en el segmento online en España (10%), los acuerdos con otras empresas como Amazon y el proceso de remodelación de tiendas que está realizando.

 

Repsol ha anunciado por la mañana una operación que era ya un secreto a voces: la venta del 20% de Gas Natural por la que ingresará 3.800 millones y por la que renuncia al jugoso dividendo que ha estado recibiendo en los últimos años. Consideramos esta venta sensata ya que con ese 20% había perdido mucho poder de decisión dentro de la empresa. La venta del 10% que llevó a cabo anteriormente (a GIP) era una necesidad, ya que los bajos precios del petróleo le estaban ahogando. En esta ocasión, no es tanto una decisión para hacer caja si no para darle un nuevo enfoque estratégico a la empresa.

 

La compañía no se ha pronunciado de manera oficial acerca del destino de los fondos recibidos. Dado el montante, probablemente veremos cómo lo destina a varias causas: (1) una posible reducción de deuda en un momento en que el mercado está penalizando a este tipo de empresas por la próxima subida de tipos en Europa, (2) un guiño al accionista: la compañía podría optar por a) sustituir el scrip dividend por la remuneración en efectivo, b) pagar un dividendo extraordinario o c) lanzar un programa de recompra de acciones, algo que tendría muy buena acogida por parte de los inversores. (3) Comenzar a invertir en renovables para ‘lavar’ su imagen de petrolera. En este caso, más allá de comenzar a invertir en proyectos renovables desde cero, lo más seguro es que busque alguna empresa para comprar. 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.