Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 20 de noviembre de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Domingo, 12 de noviembre de 2017 10:00

¿Qué hay detrás de la estabilización de la curva de Phillips?

Deutsche AM | Entre los banqueros centrales, los participantes del mercado y los académicos, pocos temas han sido tan acaloradamente discutidos como la Curva de Phillips. Como recordarán de las clases de macroeconomía, esto mide el equilibrio entre el desempleo cíclico y la inflación.

 

En el corto plazo, es posible impulsar el desempleo por debajo del nivel acorde con la movilidad normal del mercado laboral, pero solo a costa de tener expectativas de inflación más altas. Por esta razón, generaciones de banqueros han estado observando con avidez las tasas de desempleo, para poder intervenir antes de que la economía comience a sobrecalentarse.

Sin embargo, en las últimas décadas, la relación entre la inflación subyacente y el desempleo cíclico se ha vuelto cada vez más plana, no solo en los Estados Unidos, sino en muchas economías desarrolladas. Esto es visible si se observa la tasa de desempleo en los Estados Unidos y el cambio interanual en las ganancias promedio por hora. En los últimos años, apenas ha habido ninguna relación. Eso es raro. De los supuestos vínculos subyacentes a la curva de Phillips, el más obvio debería ser entre el desempleo y los salarios por hora. Si hay menos trabajadores disponibles para contratar, sus posibilidades de encontrar un mejor trabajo o una mayor remuneración deberían ser más altas. A la vez, a su jefe le costaría más encontrar un reemplazo adecuado. Todo esto debería llevar a las empresas a subir los sueldos.

 

El hecho de que esto no esté sucediendo ha llevado a algunos a preguntarse si la Curva de Phillips sigue siendo relevante. Creemos que sí, y no solo porque los banqueros centrales de edad avanzada le siguen prestando atención. La verdadera pregunta ya no es si la curva de Phillips se ha roto, sino por qué. Las explicaciones más frecuentes van desde el aumento de la competencia extranjera y el declive del empleo en el sector manufacturero hasta un aumento de la credibilidad de los bancos centrales en la lucha contra la inflación. Sin embargo, pocos de ellos ofrecen explicaciones adecuadas de lo que ha estado sucediendo en el mercado laboral desde 2010. Como dicen en Ivory Tower, está claro que se necesita más investigación. Hasta donde sabemos, es demasiado pronto para descartar que la Curva de Phillips pueda reafirmarse en algún momento en el futuro.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.