Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 19 de noviembre de 2017
Publicado en INTERNACIONAL Martes, 14 de noviembre de 2017 08:30

El PIB de Alemania (0,8% trim. y 2,8% a.) confirma la buena marcha de la locomotora europea

Intermoney | A primera hora de la mañana se publicaba el adelanto del PIB del último trimestre en Alemania, el cual arrojaba un repunte del +0,8% trim. y +2,8% a. frente al +0,6% trim. y +2,3% a. esperado, a lo que había que añadirle la revisión al alza en dos décimas del dato interanual del 2tr17 (de 2,1% a hasta 2,3% a.).

 

De manera que se confirmaba la buena marcha de la economía germana gracias a la contribución positiva de la demanda externa ante el buen desempeño de las exportaciones. Además, y a falta de conocerse más detalles, el gasto en consumo, tanto de los hogares como el público, habría continuado mostrando una evolución favorable, a lo que había que añadirle la contribución positiva de la inversión.

 

En suma, los datos permiten confiar en que la locomotora europea crecerá por encima del 2% en 2017, aunque más importante será que dichos avances se ven acompañados por los de otros países del área. Así, esperamos que durante la mañana se conozca la aceleración del PIB de Italia hasta 0,4% trim. y de Portugal hasta 0,7% trim. durante el 3tr17, dando forma a la reafirmación del avance del 0,6% trim. para el conjunto de la Eurozona.

 

Ante el trasfondo de los anteriores datos, poco importará el retroceso de la producción industrial de la UEM en septiembre. Una circunstancia que contrastará con la atención depositada en una tasa de inflación algo por encima del 3% a. en el Reino Unido en octubre, lo cual no esperamos que altere el discurso laxo de su gobernador. De hecho, debemos recordar que Carney llegó a esbozar como suficientes dos subidas más de tipos de 25 p.b en los próximos tres años para conseguir las metas del BoE. Por lo tanto, desde la perspectiva del Reino Unido seguirán primando las implicaciones de la rebelión en el partido conservador y la posibilidad real respecto a que lleguemos a marzo de 2019 sin un acuerdo respecto al “Brexit”.

 

En otras palabras, seguirá habiendo motivos para ser prudentes hacia la libra, mientras que el consumo británico continúa dando señales de deterioro. De hecho, los últimos datos de Visa señalan que el gasto de los consumidores del Reino Unido había descendido un -0,9% m. y -2,0% a. en octubre, cosechando la quinta caída interanual de los últimos seis meses.

 

Finalmente, en EEUU, el paso lento de la reforma fiscal puede continuar generando ruido, aunque las dificultades del proceso de reconciliación ya son conocidas, al igual que el retardo de los efectos positivos de cualquier potencial reforma. En otras palabras, estaríamos ante una excusa para justificar el freno de las Bolsas y no tanto ante un hecho innovador.

 

De la misma manera, tampoco será innovador el discurso de Yellen acorde con la confianza en la progresiva convergencia de la inflación con las metas de la Reserva Federal y, por tanto, con una nueva subida de tipos de 25 p.b en diciembre. En esta línea, aunque menos convencido que meses atrás, se expresaba el presidente de la Fed de Filadelfia quien también apuntaba a tres subidas de tipos más en 2018, a pesar de ser conocedor de la cercanía de los tipos a niveles de neutralidad.

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.