Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 25 de mayo de 2018
Publicado en NACIONAL Lunes, 22 de enero de 2018 12:00

La subida del petróleo se traslada al déficit comercial

Bankia Estudios | La balanza comercial española prolongó su deterioro en el tramo final de 2017, de modo que, tras el déficit de noviembre (1.621 millones de euros vs 1.246 millones en nov-16), el desequilibrio en términos acumulados de 12 meses alcanza máximos de casi cinco años (2,2% del PIB).

 

Las importaciones siguen creciendo por encima (+9 interanual en el mes vs +7,9% las exportaciones), impulsadas, sobre todo, por las de productos energéticos, que se ven afectadas, a su vez, por la subida de precios. De hecho, en términos de volumen las exportaciones crecen más que las importaciones (+6,8% vs +4,2%).

 

En cambio, la balanza no energética mejora notablemente, gracias al tirón de las exportaciones de manufacturas de consumo, sobre todo a Polonia, Italia y Portugal, y semimanufacturas, destinadas a Francia, Turquía y Estados Unidos. El déficit comercial aumentó en noviembre del pasado año un 30,1% hasta 1.621 millones de euros. Tanto exportaciones como, sobre todo, importaciones se ralentizaron con cierta intensidad, 3,3 y 4,2 puntos, respectivamente, pero las primeras siguen creciendo por debajo (+7,9% vs +9%).

 

Dados los aumentos que registran los precios de las exportaciones (+1%) y, en especial, las importaciones (+4,6%), los intercambios comerciales en términos de volumen crecen menos que en términos nominales, pero en este caso se muestran más dinámicas las ventas (+6,8% vs +4,2% las compras).

 

En los últimos 12 meses el déficit acumulado asciende a 25.141 millones de euros (2,2% del PIB), la cifra más alta desde feb-13.

 

Por componentes, el deterioro de la balanza energética compensó ampliamente la notable mejoría de la no energética. El déficit en el primer caso aumentó un 37,6% interanual, el mayor crecimiento en ocho meses, hasta 1.980 millones de euros, fruto del mayor avance de las importaciones (+34,1% vs +30,6% las exportaciones). En cuanto al saldo no energético, registró un superávit de 358 millones, casi el doble que hace un año: las exportaciones crecieron un 6,4%, siete décimas por encima de las importaciones. Por sectores, mejoran las balanzas de alimentos y, sobre todo, manufacturas de consumo, mientras que empeoran las de bienes de equipo y, en especial, de automóvil.

 

Por áreas geográficas, al igual que sucedió en octubre, vuelven a empeorar, tanto el superávit con la UE (-3,8% interanual hasta 1.646 millones de euros) como, sobre todo, el déficit con el resto del mundo (+10,5% hasta 3.268 millones).

 

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.