Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 21 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 13 de abril de 2018 07:00

Wells Fargo, Citigroup y JP Morgan dan el pistoletazo de salida a los resultados del primer trimestre 2018

Intermoney | El ruido de las fricciones comerciales y el resurgimiento de ciertas tensiones geopolíticas se verán ensombrecidos por el primer hito de la temporada de resultados en Estados Unidos, plasmado en la publicación de las cuentas de Citigroup, JP Morgan y Wells Fargo. De forma que los inversores contarán con cifras tangibles en un campo clave y podrán huir de la discrecionalidad de las interpretaciones en otros ámbitos basadas en futuribles.

 

En un principio, las previsiones apuntan un crecimiento próximo al 17% de los beneficios del S&P500 durante el primer trimestre de 2018 frente al casi 4% del Stoxx600. La reforma fiscal estadounidense será la gran causa de esta diferencia y permitirá el mayor avance trimestral de los beneficios en Estados Unidos de los últimos siete años. El mercado ya descuenta el impacto positivo de los factores excepcionales y lo relevante será si las primeras cifras de la temporada de resultados confirman las expectativas. Por lo tanto, en el caso que así sea y las compañías no den sorpresas negativas respecto a sus perspectivas, debería endulzarse el final de la semana en las bolsas.

 

Los resultados de hoy en Estados Unidos serán importantes no solo para evaluar si las estimaciones de beneficios son acertadas, también para diluir las inquietudes generadas por la ampliación de la brecha LIBOR-OIS en dólares al tratarse de las cifras de importantes bancos americanos. En caso de no encontrarse aspectos para la inquietud en sus estados financieros, las cuestiones técnicas se pondrían en el centro de las explicaciones de la mencionada circunstancia.

 

Junto a los resultados empresariales, no habrá que descuidar las distintas declaraciones en el ámbito de la Fed. En la actualidad, nos encontramos en un momento de matices entre quienes defienden un total de tres subidas de tipos de 25 p.b en 2018 y los que abogan por cuatro. Desde el punto de vista macroeconómico, las diferencias entre las propuestas del corazón de cada uno de los bandos no son decisivas, aunque en clave de mercados sí cobran mayor importancia ante un entorno, a veces, dominado por el matiz.

 

En el día de hoy, dominarán las declaraciones de los miembros de la Reserva Federal partidarios de un ritmo de alzas más progresivo. El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, incidirá en su prudencia y recordará que, en su opinión, estamos cerca de niveles de neutralidad para los tipos y esto pone límites a las alzas. Menos laxo se mostrará Robert Kaplan de la Fed de Dallas, aunque se alineará con las alzas medidas de tipos.

 

El contrapunto lo pondrá el presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, quien hablará sobre las perspectivas económicas de Estados Unidos y arrojará un escenario acorde con cuatro subidas de tipos en 2018. Un escenario que apoyará en lo temporal de la desaceleración de la economía estadounidense durante el 1tr18, lo cual se verá respaldado hoy por las cifras de empleos disponibles en niveles de 6 millones (JOLTS) y la saludable confianza de Michigan, a pesar de su pasito atrás en abril.

 

Antes de posar nuestras miradas en Estados Unidos, los inversores repasarán las cifras de la balanza comercial de China conocidas esta madrugada y que arrojaban un déficit de -4,98 mm. $, con las exportaciones retrocediendo un -2,7% tras su fortísimo tirón del mes anterior, mientras que las importaciones repuntaba un +14,4% a., todo ello en dólares.

 

Más que las cifras comerciales chinas, en momentos como el actual, debemos quedarnos con otras cuestiones más significativas. Desde la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual de China se ha anunciado la aceleración de la formación de un sistema de protección de los derechos de propiedad intelectual para marcas comerciales, patentes e indicaciones geográficas, en colaboración con agencias de otros países. De hecho, llegaba a indicarse la introducción de un sistema punitivo ligado a la infracción de los derechos de propiedad intelectual.

 

El anterior gesto es mucho más importante que ciertas informaciones como el descenso de la inversión directa de China en Estados Unidos durante 2017. Dicha inversión descendió desde el máximo histórico de 46 mm. $ en 2016 hasta 29 mm. $, situación explicable por el proceso de mayor control de las salidas de capitales y desapalancamiento impuesto desde el Gobierno chino, lo cual ha frenado la inversión de sus empresas en el exterior. Una circunstancia que se sumaba a la mayor protección de los sectores estratégicos, aspecto visible en Estados Unidos pero extensible a Europa y otras potencias económicas.

 

En cuanto a la UEM, a primera hora, se confirmaba la aceleración del IPCA alemán hasta +1,5% a. en marzo a la sombra de los servicios, esperando que ocurra lo mismo con la inflación española en un día en el que podemos asistir a un paso atrás de las exportaciones de la UEM en febrero. No obstante, lo que marcará la jornada serán los primeros resultados empresariales del primer trimestre en Estados Unidos.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.