Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Domingo, 20 de mayo de 2018
Publicado en INTERNACIONAL Miércoles, 25 de abril de 2018 08:30

La confianza sigue afectada por la incertidumbre

Bankia Estudios | Los indicadores de confianza de abril acusan, un mes más, el aumento de incertidumbre generado por la política proteccionista de la administración Trump y por el mayor riesgo geopolítico, si bien todavía se mantienen en valores compatibles con una economía creciendo a ritmos elevados.

 

No obstante, va ganando peso el escenario de que el máximo de crecimiento se alcanzó en 2017.

 

La confianza del inversor alemán, media por el ZEW, registró en abril la caída más pronunciada en casi cuatro años y retrocede a mínimos desde noviembre de 2012 (-13,3 puntos, hasta -8,2). Estas caídas se replican en Italia (-7,3 puntos, hasta -12,7) y en Francia (-14,3 puntos, hasta 9) y, por tanto, en el agregado de la UEM (-11,5 puntos, hasta 1,9).

 

Menos sensible parece haberse mostrado la confianza empresarial medida por el IDC Markit, que sorprendió al no caer, como se esperaba, gracias a la resistencia del sector servicios, mientras que manufacturas prolonga las caídas de meses previos. En Alemania, el índice general se recupera modestamente (55,3 vs 55,1), sostenido por servicios (54,1 vs 53,9); mientras que la subida en Francia es algo más pronunciada (56,9 vs 56,3), gracias al mayor recuperación de la confianza en servicios (57,4 vs 56,9). Esto permite que el IDC general para la UEM se mantenga sin cambios.

 

Mención especial para el Ifo alemán que, coincidiendo con el dato de abril, introduce cambios metodológicos. Los más relevantes serían la actualización de la base a 2015 (2005 anterior) y la incorporación del sector servicios al índice total, reconociendo la creciente importancia de los servicios dentro de la economía germana: genera casi las 2/3 partes del valor añadido bruto. La evolución mostrada por el Ifo con la nueva metodología y la antigua es similar pero, desde 2016, la nueva serie se sitúa en valores inferiores a los de la serie previa. De este modo, se logra reducir el error de sobre-estimación sobre el momento de la economía que venía mostrando la estadística anterior del Ifo.

 

La nueva estadística sigue apuntando a que el ritmo de crecimiento de Alemania seguirá enfriándose en el 2T18: el Ifo anota en abril su tercera caída consecutiva (102,1 vs 103,3) debido, sobre todo, a que la partida de expectativas retrocede por quinto mes, y se sitúa por debajo del umbral de 100 por primera vez desde agosto de 2016 (98,7 vs 101,0 en marzo). Estos valores son compatibles con crecimientos trimestrales del PIB en torno al 0,4%, desde el 0,7% alcanzado en media en 2017.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.