Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Viernes, 21 de septiembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 15 de junio de 2018 08:00

El BoJ mantiene el objetivo de los tipos a corto plazo en -0,1% y el compromiso a fijar el rendimiento del 10 años en 0%

Intermoney | El carrusel de encuentros de bancos centrales se completaba en la madrugada de hoy con la reunión del BoJ. Una reunión que deparaba menos interés que la de la Fed y el BCE, saldándose con el mantenimiento del objetivo de los tipos a corto plazo en -0,1%, el compromiso a “fijar” el rendimiento del 10 años en 0% y la continuidad de las compras de bonos en 8 bill. ¥/año.

 

Por otro lado, en el comunicado se apuntaba a una visión menos optimista de la inflación al afirmar que el IPC se encontraría en el rango 0,5-1%, mientras que la economía se estaría “expandiendo moderadamente”.

 

Las referencias en clave de bancos centrales no acabarán en Japón y hoy asistiremos a las intervenciones del consejero del BCE, Benoit Coeuré, y del presidente del Banco de Austria, Ewald Nowotny, aunque en ambos casos esperamos pocas novedades respecto a lo apuntado por nuestro banco central ayer. La línea de acción marcada por el BCE resultaba hábil, pues marcaba una estrategia bastante progresiva hacia la menor generosidad y que, además, no cerraba ninguna puerta. De hecho, la finalización de las compras netas de activos y la propia guía de tipos que apuntaba al mantenimiento de los mismos, al menos hasta el verano de 2019, se veían condicionadas a la senda de convergencia de la inflación en la UEM con los objetivos del BCE.

 

Ni Draghi ni el comunicado del encuentro del BCE lo podían dejar más claro, la entidad continúa preparada para ajustar todos sus instrumentos de la forma necesaria para que la inflación siga evolucionando hacia su objetivo. Luego, si se dan sorpresas negativas, existe mucho margen para evitar errores como los de 2012. Un mensaje que, por si fuera poco, convivía con el reconocimiento del propio Draghi respecto a que las compras de activos son una herramienta de la política monetaria que ha llegado para quedarse y el 4tr18 no marcaría su fin definitivo. Por lo tanto, en caso de necesidad, volverán a utilizarse en el futuro.

 

Las anteriores puntualizaciones, junto con el tono positivo de Draghi hacia la actividad en la Eurozona, eran recogidas por el mercado y explicaban que las bolsas europeas, que abrían en rojo, cerrasen en positivo (Eurostoxx50 +1,37 y Dax -30 +1,68%). Asimismo, la deuda soberana tomaba nota de los importantes matices del BCE, lo que llevaba a que las compras imperasen y el bono alemán a 10 años redujese su rentabilidad en -5,6 p.b (0,426%), mientras que los papeles italianos a 2 años disminuían su rendimiento en 14,4 p.b (0,779%). El euro no permanecía inmune y su cotización frente al dólar caía -1,50% para situar su cambio en 1,1615 EURUSD.

 

De vuelta con lo que será la jornada de hoy viernes en la zona euro, seguiremos a la sombra de las ramificaciones del encuentro del BCE ante unas referencias macro que no aportarán información revolucionaria. El dato final del IPC de mayo en la Eurozona, confirmará que la aceleración de la energía fue clave en su escalada hasta 1,9% a., si bien tampoco habrá que dejar de lado la normalización de la inflación de servicios. Un patrón que será replicado por el IPCA italiano de mayo, cuyo dato final confirmará su avance del 1,1% a., mientras que ayer las cifras de 2,3% a. de su homólogo galo se vieron especialmente marcadas por el crudo y la electricidad.

 

Sin dejar Europa, las referencias macro se completarán con la balanza comercial de abril de la UEM que arrojará el peor desempeño de las exportaciones, aunque también deberemos permanecer atentos al comercio intra-europeo, y las matriculaciones de mayo de la UE que, a primera hora, registraban un avance del 0,8% a. en mayo. Por otro lado, la movida agenda británica dará un respiro después de conocerse ayer el favorable dato de ventas minoristas de mayo, las cuales sorprendían al repuntar más de lo esperado por el consenso (+1,3% m. vs +0,5% m. previsto) gracias a partidas como el textil (+1,7% m.) que se beneficiaban del mejor tiempo y, según la oficina estadística británica, también de las ventas ligadas a la boda real.

 

Finalmente, en Estados Unidos, esperamos que los datos sigan dibujando un positivo momento de la economía. El jueves, conocíamos que las ventas minoristas estadounidenses sorprendían positivamente al repuntar en mayo un +0,8% m., tanto el dato agregado como excluyendo los automóviles y gasolina. Por partidas, destacaba la recuperación de las ventas de materiales de construcción (+2,4% m.) y las gasolineras (+2,0% m.), junto con la continuidad de los avances de los textiles (+1,5% m.) y el extraño caso de la partida de miscelánea (“cajón desastre”) que evolucionaba al alza y aumentaba un +2,7% m. Además, la tasa trimestral anualizada de las ventas confirmaba su mayor dinamismo al situarse en +5,2%, tanto para el dato general como el que excluye vehículos y carburantes, alineándose con el escenario de buena salud del consumo americano y, por ende, de la economía de Estados Unidos.

 

Los datos que conoceremos hoy reafirmarán el buen momento económico del país. Uno de ellos será la producción industrial de Estados Unidos, cuya moderación en mayo debe interpretarse como algo normal tras las sólidas cifras de marzo y abril; más si consideramos los fuertes niveles de actividad apuntados por los ISM y el PMI del sector secundario. Precisamente, los indicadores adelantados tendrán un hueco en el panorama norteamericano, resaltando la confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan, que seguirá apuntando la continuidad de la buena salud del consumo privado. Por su parte, el índice manufacturero de la Fed de Nueva York de junio seguirá apuntando mejoras de la actividad.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.