Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 19 de noviembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Miércoles, 03 de octubre de 2018 08:30

El gobierno italiano podría ceder: un déficit del 2,4% en 2019 rebajado al 2,2% en 2020 y al 2% en 2021

Juan J. Fdez-Figares (Link Securities) | Los principales índices bursátiles europeos cerraron con significativos descensos, lastrados, un día más, por la “crisis política” generada en el seno de la Zona Euro por el gobierno populista italiano.

 

Así, desde primera hora del día los inversores tomaron como referencia a seguir los bonos y la Bolsa de Italia, que en ambos casos comenzaron la jornada con pérdidas. Así, la rentabilidad del bono 10 años italiano siguió subiendo, hasta situar la prima de riesgo holgadamente por encima de los 300 puntos básicos –la curva de tipos italiana se ha desplazado sensiblemente al alza en los últimos tres días–. Ayer asistimos a una batería de declaraciones “cruzadas” entre funcionarios de la UE y los políticos populistas italianos, tanto del partido de extrema derecha, La Liga, como del radical antisistema de izquierdas, el Movimiento 5 Estrellas. Así, el líder de esta segunda formación y vicepresidente del Gobierno italiano, Di Maio, dijo ayer que Italia no daría un paso atrás y no cambiaría su objetivo de déficit, que situó el pasado jueves en el 2,4% para los próximos tres ejercicios. Por su parte, el presidente del comité de presupuestos del congreso italiano, Borghi, perteneciente a La Liga, reiteró lo que muchos en ambas formaciones defienden, que Italia solucionaría sus problemas teniendo su propia moneda, “amenaza” que tuvo un impacto muy negativo en los mercados financieros de la Zona Euro y que debilitó la divisa común ya que la salida de Italia del euro podría significar el final de la moneda única y, a estas alturas, muy probablemente, la quiebra del país trasalpino. Inmediatamente después de estas declaraciones salió “al quite” el primer ministro italiano, Conte, una de las pocas voces coherentes dentro del Ejecutivo, afirmando que el euro es irrenunciable y calificando las declaraciones de Borghi como opinión personal. Las palabras de Conte sirvieron para tranquilizar a los inversores, lo que permitió a los principales índices de la región recuperar algo de terreno, principalmente al FTSE Mib italiano, y cerrar lejos de los mínimos del día. El Ibex 35 fue ayer uno de los índices que peor se comportó, lastrado por las caídas que registraron por distintos motivos tres de sus pesos pesados: Inditex (ITX), Telefónica (TEF) y Santander (SAN).

 

Volviendo con la temática italiana, señalar que según el diario Corriere della Sera, el Gobierno italiano habría reculado y habría transmitido a la Comisión Europea (CE) que el déficit sería del 2,4% en 2019 pero que bajaría al 2,2% en 2020 y al 2% en 2021. El problema no es el porcentaje del déficit público propuesto, que se mantiene por debajo del límite establecido por la CE del 3%, es el hecho de que: i) el déficit estructural aumenta, lo que no está permitido por la CE; y ii) los ingresos estimados parecen poco creíbles. De momento, entendemos que el hecho de que el Ejecutivo italiano esté dispuesto a dar un paso atrás, por pequeño que sea, es positivo y debe servir para tranquilizar algo a los inversores. De hecho, el euro está esta madrugada recuperando algo del terreno cedido en los últimos días frente al dólar estadounidense.

 

En lo que hace referencia a Wall Street, señalar que este mercado está obviando la nueva “crisis existencial” de la Zona Euro y que ayer se centró nuevamente en el reciente acuerdo comercial cerrado entre Estados Unidos, México y Canadá, acuerdo que da cierta tranquilidad a muchas compañías cotizadas. Fueron precisamente ayer los valores más sensibles al comercio exterior los que mejor lo hicieron durante la jornada, permitiendo al Dow Jones, donde muchos de sus integrantes son compañías industriales exportadoras, alcanzar un nuevo máximo histórico. El Nasdaq Composite y el Russell 2000, por su parte, cedieron terreno, consecuencia del mal comportamiento que tuvieron ayer los valores de corte tecnológico y de mediana y pequeña capitalización, los cuales operan más en el mercado estadounidense.

 

En principio hoy esperamos que las bolsas europeas abran ligeramente al alza, impulsadas por la noticia que hemos comentado sobre la posibilidad de que el Ejecutivo italiano de marcha atrás, y se comprometa a reducir su déficit público hasta situarlo en el 2% en 2021. Aunque los problemas que el presupuesto 2019 del Gobierno italiano parece que van más allá del simple porcentaje de déficit, el hecho de que el Gobierno populista abra la puerta a una potencial negociación con la CE es positivo, aunque no seríamos demasiado optimistas al respecto, sobre todo teniendo en cuenta el “discurso” que se “gastan” los líderes de las dos formaciones que soportan al Ejecutivo.

 

Por otra parte, señalar que durante la sesión se publicarán en Europa y Estados Unidos los índices adelantados de actividad de los sectores de servicios del mes de septiembre, los conocidos como PMIs. Estos indicadores son muchos más relevantes que sus homólogos manufactureros, al ser el peso del sector servicios muy superior al de la industria en las economías desarrolladas. Es por ello, que estos indicadores tienen gran relevancia, ya que nos permitirán conocer cómo han acabado el tercer trimestre las principales economías de la Eurozona y qué podemos esperar de ellas en los próximos meses.

 

Como viene siendo habitual en los últimos días, las principales referencias a seguir seguirán siendo los mercados de renta fija y de renta variable italianos, así como el comportamiento del sector bancario de este país, que ha sido muy castigado dado su papel clave en el devenir de esta economía. En este sentido, destacar que está previsto que el primer ministro italiano, Conte, se reúna esta mañana con algunos ministros de su gabinete para discutir los presupuestos 2019, presupuestos que a día de hoy todavía no se han hecho públicos y que podrían sufrir modificaciones, esperamos que en la buena dirección.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.