Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 17 de octubre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en INTERNACIONAL Viernes, 05 de octubre de 2018 10:00

Superada la frontera del 3,2%, ¿hacia donde va el T-Note 10?

Intermoney | El ruido político competirá con una cuestión todavía más importante para los mercados como es el comportamiento de la deuda soberana de Estados Unidos. El rendimiento de las letras a 3 meses se sitúa en 2,204% y excede, casi desde principios del verano, la rentabilidad por dividendo acumulada a 12 meses del S&P500 que alcanza el 1,79%, si bien la clave más que en este punto radicará en el 10 años estadounidense cuyo rendimiento se sitúa en niveles de delicados.

 

De momento, la rentabilidad del 10 años estadounidense se sitúa en 3,19%, si bien el gran riesgo estriba en que desde cotas de 3,2% arranque con cierta fuerza hasta rondar el 3,5%.

 

La Reserva Federal ha definido claramente su hoja de ruta y esta es consistente con la continuidad de las subidas de tipos de forma progresiva hasta situarlos en niveles ligeramente restrictivos en la segunda mitad de 2019, cuando alcanzarían el rango de 3-3,25%. Un escenario respaldado por los datos estadounidenses conocidos y que se verá reforzado hoy por el buen desempeño de las nóminas no agrícolas. Ayer, las peticiones semanales de desempleo alcanzaban mínimos de los últimos 49 años y, hoy, conoceremos que se crearon algo más de 180.000 empleos en Estados Unidos durante el mes de septiembre. Un dato que tomará forma en un entorno caracterizado por el descenso del subempleo y una población activa en niveles máximos, a pesar de su tropiezo en agosto.

 

Luego, el empleo y los niveles de población activa en Estados Unidos continuarán respaldando la estrategia de la Fed, mientras que la ligera moderación del avance de los salarios hasta 2,8% a. no enturbiará sus planes, aunque sí puede servir para rebajar, puntualmente, la “temperatura” de los treasuries. La cuestión del comportamiento de los salarios representa un auténtico rompecabezas en el que muchas de las piezas señalan cambios estructurales acordes con avances menores a los del pasado. Por ejemplo, en el caso estadounidense, los últimos estudios se centran en el poder de las grandes empresas para fijar los precios de sus proveedores, en especial, del factor trabajo proporcionado por sus empleados.

 

En la anterior línea, encaja la decisión de esta semana de Amazon respecto al aumento mínimo del salario por hora hasta 15$ en Estados Unidos y 9,50 £ en Reino Unido (10,50 £ en Londres), el cual emana de una cuestión de imagen y no tanto de la capacidad negociadora de sus trabajadores. Sin embargo, con independencia de los motivos detrás del actual avance de los salarios, el interés de la jornada desde la perspectiva de los mercados radicará en que estos pueden enfriar a los treasuries y dar un respiro a las bolsas. Otra cuestión será el cruce entre el euro y el dólar, pues la pata europea fallará para que la moneda comunitaria recupere fuerzas.

 

A primera hora, asistíamos al avance del +2,0% m. de las órdenes industriales de Alemania durante el mes de agosto, dato que no escondía las debilidades de fondo. La cuestión es que debemos prepararnos para datos más discretos de la actividad industrial alemana durante el otoño. El poderoso sector automovilístico está sufriendo los cambios en los test de emisiones y los cuellos de botella por el abrupto cambio de preferencias desde los motores diésel a los de gasolina.

 

El pasado miércoles, ya apuntábamos en nuestro informe que los anteriores factores habían explicado el descenso en un 30% a. de las matriculaciones en Alemania durante el mes de septiembre. El problema es que estamos ante una cuestión que traspasa fronteras y también golpeará los datos de producción industrial en nuestro país. De momento, las tasas interanuales arrojarán hoy un tímido repunte de la actividad fabril española en septiembre, debiéndonos preparar para datos peores en los próximos meses. Por ejemplo, la falta de motores diésel ya ha obligado a parar varios días la factoría de Volkswagen en Lambaden y, en Vitoria, Daimler aumenta las jornadas programadas sin actividad en su factoría y recorta turnos de trabajo.

 

En este contexto, los riesgos para España como segundo fabricante europeo de coches y octavo del mundo son evidentes, pues el 40% de los vehículos fabricados son diésel y estamos ante un sector con 224.000 empleos directos. Así que los datos de actividad europeos sumarán otro obstáculo en los próximos meses, al tiempo que la cuestión italiana seguirá deparando ruido en el corto plazo ante unas posiciones que no han cambiado. Bruselas espera la comunicación oficial de las nuevas metas de déficit y del cuadro macro que las acompañará para rechazarlas, mientras que las autoridades italianas han cedido ligeramente pero apuntando que no irán más allá, a pesar de los mercados. Un planteamiento inviable para un país con vencimientos por valor de cerca de 237 mm. € el próximo año.

 

Mientras tanto, el anímico crecimiento de las ventas minoristas en Italia recordará que sus autoridades han lanzado una batalla que no pueden ganar ante el trasfondo de una economía débil. No obstante, insistimos, hoy será el día de centrarse en la deuda soberana estadounidense y en sus ramificaciones con la mirada puesta en los emergentes. Como apuntábamos en la primera parte de este informe, los ETFs que replican el comportamiento de la deuda emergente high yield vuelven a ceder y estos son un buen termómetro de los activos de dichos países.

 

En las últimas semanas, el banco central de Filipinas subía tipos en 50 p.b hasta 4,5% e Indonesia en 25 p.b hasta 5,75%, esperándose hoy un movimiento similar en India (25 p.b) que situaría su referencia oficial en 6,75% frente a los valores del 6,0% del pasado mayo. Los movimientos de la Fed y, en especial, el avance del rendimiento de los treasuries traspasan fronteras y conforman un escenario incómodo para los emergentes.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.