Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 25 de mayo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Viernes, 01 de marzo de 2019 08:00

El efecto del paso atrás de la Fed empieza a diluirse y debe tenerse muy presente en clave emergente

Intermoney | El final de la semana, a priori, se presenta bastante interesante en base a las referencias programadas, si bien nada más lejos de la realidad. Las referencias no aportarán grandes novedades y un buen ejemplo de ello eran las palabras de Powell durante la pasada madrugada. El presidente de la Reserva Federal incidía en mensajes ya conocidos tales como que la economía estadounidense se encuentra en “un buen lugar”, si bien el FOMC debe ser “paciente” antes de realizar un nuevo ajuste en los Fed Funds.

 

La anterior situación era extrapolable al PMI manufacturero chino realizado bajo el patrocinio de Caixin, el cual se mantenía en niveles acordes con cierta debilidad en la industria del gigante asiático al situarse todavía en zona de contracción (49,9 puntos). Una situación en la que está siendo clave el mal desempeño de las órdenes foráneas, las cuales descendían hasta cifras de 45,2 de acuerdo con el índice oficial (el peor dato en una década). No obstante, todavía existe margen para que no salten las alarmas como avalaría otro vistazo al PMI manufacturero oficial de China, pues éste arrojó un importante repunte de las expectativas de actividad al situarse dicha componente en 56,2.

 

La cuestión es que, desde la perspectiva emergente, debe reconocerse que sus datos han tenido una importancia menor para explicar el desempeño reciente de sus mercados, estando éste íntimamente ligado con la Powell put. La estrategia de salida de la Reserva Federal durante 2018 se dejó sentir en los niveles de liquidez global, obligando a una mayor ortodoxia por parte de los bancos centrales emergentes y esto marcó momentos claves del año. Sin embargo, los gestos provenientes de la Reserva Federal ponían fin a esta situación y en el arranque del año permitían una importantísima llegada de flujos a las economías emergentes.

 

Ahora bien, el efecto del paso atrás de la Reserva Federal empieza a diluirse y esto debe tenerse muy presente en clave emergente, pues sus mercados han sido la gran apuesta de los inversores en el comienzo de 2019. De acuerdo con el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), los flujos hacia la renta variable emergente habrían sufrido un importante freno en los últimos días después del “boom” que sucedió a la reunión de la Reserva Federal del 30 de enero.

 

No obstante, en el freno de los flujos hacia los emergentes tendría un papel clave China, después de haberse beneficiado también de noticias en clave interna como los estímulos promovidos por sus autoridades y el anuncio del proveedor MSCI, quien comunicaba un aumento del peso de las acciones-A de China en sus índices desde 0,71% a 2,82%. Una noticia que afectaba a la definición de los índices emergentes de MSCI que sirven como referencia para fondos con cerca de 1,9 billones $ bajo gestión.

 

La cuestión es que lo positivo parece ya estar puesto en valor y, en este contexto, empieza a cobrar importancia el hecho de atesorar un posicionamiento más cauto. En esta línea, llamaba la atención las últimas encuestas de Reuters que recogían el refuerzo de las posiciones de liquidez por parte de los grandes gestores de fondos globales (hasta máximos de más de 3 años), al tiempo que estarían rebajando su exposición a renta variable. Todo ello mientras que en las mismas encuestas tomaban fuerza las previsiones prudentes para las bolsas en 2019 en un contexto en el que se considera que los riesgos son a la baja, estimando el 65% de los encuestados que el escenario de riesgo para las bolsas mundiales hacia mediados de año es acorde con una acusada caída.

 

Ante lo expuesto, se necesitan revulsivos más allá del enfoque prudente de la Fed en cuanto a los tipos o sus guiños apuntando que la reducción de su balance será una preocupación menos. De momento, estos parece que no vendrán del Reino Unido, ya que la extensión del artículo 50 no sería ninguna sorpresa, o de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, esperando detalles que vayan más allá de la obligación de los chinos de comunicar cualquier intervención en los mercados de divisas.

 

Los datos de la jornada, aunque importantes a priori, tampoco supondrán el comentado revulsivo al no aportar grandes sorpresas. En Europa, a primera hora, conocíamos que las ventas minoristas en Alemania aumentaban un 3,1% m. después de su desplome de diciembre que achacamos a ciertos problemas con los ajustes estacionales. De forma que estaríamos ante el esperado rebote que sigue a un dato atípicamente negativo, mientras que las cifras del mercado laboral germano tampoco sorprenderán con su fortaleza. Por otro lado, en el agregado de la UEM el ligero repunte del IPC hasta 1,5% a. en febrero cumplirá con lo esperado, siendo más relevantes las cifras de déficit público de 2018 de Italia que pueden saldarse con un desfase del -1,9% del PIB que se antoja bajo en comparación con las tasas superiores al 3% que podemos esperar para 2019.

 

En Estados Unidos, el gran dato del día sería el gasto personal de diciembre, si bien una vez conocido el PIB del 4tr18 y los negativos datos de ventas minoristas de diciembre, su retroceso del -0,5% m. en términos reales (-0,4% m. nominales) no será algo inesperado. Tampoco vendrá a alterar los ánimos del mercado el PCE central con su estabilidad en 1,9% a., al tiempo que la confianza de Michigan de febrero confirmará su recuperación. Así, el dato que más impacto puede causar es el ISM manufacturero, dado que el comportamiento de los últimos indicadores adelantados de la industria estadounidense obliga a no descartar sorpresas al alza. La Fed ya alertó del efecto del cierre administrativo vía incertidumbre política en estas referencias y la realidad lo avala.

 

En definitiva, mucha información pero pocas novedades decisivas en un escenario en el que los mercados necesitan de revulsivos para dar continuidad a su buen inicio de año y dichos revulsivos no llegarán hoy viernes.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.