Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 22 de octubre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NACIONAL Miércoles, 14 de mayo de 2014 10:25

Los test de estrés considerarán los colaterales no-inmobiliarios aportados por los deudores

El Banco de España y la EBA (European Banking Association) han llegado a un acuerdo para que se tengan en cuenta las garantías no-inmobiliarias de los préstamos (fundamentalmente a empresas) para el cálculo de la situación patrimonial de las entidades financieras, como garantía de pago de los préstamos, en un escenario adverso.

Estas garantías, que generalmente suelen estar formadas por pignoraciones de activos tales como depósitos o acciones y/o mediante avales, suponen un garantía de cobro para las entidades financieras en caso de impago por parte del deudor y serán relevantes en el test de estrés de tal manera que las entidades tendrían menores pérdidas por impago al poder recuperar parte del préstamo fallido ejecutando las garantías con las que cuenta. Los analistas valoran positivamente para el sector esta decisión.

 

Fuente: Bankinter

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.