Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 18 de julio de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en NOTICIAS DESTACADAS Jueves, 07 de junio de 2018 08:30

Las estimaciones de resultados de cara al segundo trimestre apuntan otra buena temporada

Paula Sampedro (Link Securities) | Las Bolsas europeas cerraron ayer de forma mixta en una jornada en la que los protagonistas fueron los bonos europeos, cuyos precios se vieron presionados a la baja por las declaraciones de dos miembros del BCE, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, y el economista jefe del BCE, Peter Praet, que apuntan a que en la reunión de la próxima semana el BCE podría tratar la finalización del programa de compra de bonos.

 

El bono italiano a 2 años fue especialmente castigado, acusando todavía las “medidas revolucionarias” que el nuevo Ejecutivo italiano dijo el martes que quiere implementar y que apuntan a un posible incremento del déficit público. Destacar que la Bolsa española fue de las que mejor se comportó de entre las europeas, con una subida superior al 1%, impulsada principalmente por las acciones de Repsol (REP), que celebró con una revalorización del 3% la actualización de su Plan Estratégico, y en menor medida por las alzas de los dos grandes bancos, Santander (SAN) y BBVA, que celebraban el escenario de mayores tipos de interés. En cualquier caso, creemos que con las intenciones del nuevo presidente Sánchez de mantener los presupuestos del PP y tras el nombramiento de un nuevo Consejo de Ministros formado por veteranos y “europeístas”, España ha conseguido desligarse de la situación de inestabilidad que atraviesa Italia, después de que los inversores la pasada semana “metieran en el mismo saco” a los dos países.

 

Por su parte, los índices bursátiles estadounidenses consiguieron anotarse ayer alzas notables, en una jornada en la que los precios de los bonos también se debilitaron, con la rentabilidad del bono a 10 años aproximándose de nuevo al umbral del 3%, lo que impulsó las cotizaciones del sector financiero estadounidense. Sin grandes noticias que movieran los índices, los inversores siguieron apostando por el buen momento económico que atraviesa Estados Unidos y por los buenos resultados que están registrando las empresas cotizadas –las estimaciones de resultados de cara al 2T2018 apuntan a otra buena temporada de resultados– mientras que siguen sin hacer demasiado caso al incremento de las tensiones entre Estados Unidos y sus principales socios comerciales antes de la reunión del G7 este fin de semana. Señalar que el Nasdaq logró marcar un nuevo récord histórico por tercer día consecutivo.

 

Hoy la agenda macroeconómica es relativamente ligera. En Europa destaca la publicación del PIB de la Eurozona, pero se trata de la segunda revisión para el 1T2018, con lo que no esperamos sorpresas. Por tanto, esperamos que los mercados financieros se mantengan en calma y que, como dijimos ayer, los inversores comiencen a centrar su atención en los acontecimientos de la próxima semana, y especialmente en la reunión que mantendrá la Reserva Federal (Fed) estadounidense el martes y miércoles, y el BCE el jueves, sin pasar por alto, en el plano geopolítico, la reunión del martes entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-Un, así como la reunión el viernes y sábado del G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia). No descartamos que la retórica estadounidense en cuanto a las relaciones comerciales con sus principales socios se vaya volviendo más agresiva a medida que se acerca la reunión, en lo que algunos analistas interpretan como una particular forma de negociar de la nueva Administración estadounidense.

 

Esperamos hoy una apertura al alza de las Bolsas europeas, siguiendo la tendencia de cierre de Wall Street ayer y de las bolsas asiáticas esta mañana. Posteriormente, es posible que los inversores se centren ya en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y la UE, Canadá y Japón de cara a la reunión del G7, en la que Canadá, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia podrían formar un frente común contra Estados Unidos.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.