Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Lunes, 18 de diciembre de 2017

Las expectativas en torno al BCE siguen dominado el mercado: la posibilidad de que Draghi anuncie alguna medida este jueves ganó peso ayer a raíz de una cifra de IPC más baja de lo previsto (0,5% vs 0,7% anterior). Este dato provocó que el euro se depreciara si bien su cruce con el dólar rebotó rápidamente, entendemos que por un movimiento técnico. Además, la presidenta de la Reserva Federal volvió a adoptar un tono complaciente al señalar que el inicio del tapering refleja algunos progresos en el mercado laboral pero que no se tiene que entender como el fin de la política monetaria acomodaticia. Con esto, las bolsas periféricas y americanas consiguieron encadenar otra jornada en positivo. En cuanto al Bund, después del fuerte rally de la semana pasada, se tomó un respiro e ignoró el dato de inflación. Por su parte, los bonos periféricos siguieron en racha con unas primas de riesgo que se estrecharon 2/3 p.b. En definitiva, cerramos el trimestre con un mercado relativamente tranquilo, que no es poco después de los sobresaltos vividos (Argentina, Fed, Ucrania, etc.).

Hoy digerimos los datos asiáticos. La sesión asiática ha sido especialmente intensa, con multitud de referencias. Se ha publicado el Tankan japonés que, a pesar de haber subido a niveles de 2007, ha dejado frío al mercado: no cumple con las previsiones y ya descuenta un bajón considerable el próximo trimestre por la subida del IVA (hoy pasa del 5% al 8%). En China, el PMI oficial ha mejorado mientras que el HSBC, más fiable, ha retrocedido una décima y sigue en contracción. No obstante, la clave en China ahora mismo son las posibles medidas de estímulo que podría anunciar su Gobierno.

El resto del día se presenta algo más tranquilo si bien habrá que seguir las cifras de empleo en alemania, los PMIs europeos y la tasa de paro de la Eurozona que parece anclada en el 12 %. Después, el ISM manufacturero de EEUU podría dar un impulso a las bolsas si consigue afianzarse en el terreno de la expansión.  Por tanto, parece que estrenamos mes con buen tono. Unas cifras macro mejorando unidas al eco de Yellen ayudarán al repunte de las bolsas. Por su parte, los bonos y el euro se mantendrán soportados a la espera del BCE.

Fuente: Análisis Bankinter

 

 

Ayer, las subidas predominaron al cierre de las bolsas occidentales ante la percepción de que los Bancos Centrales tendrán que mantener sus políticas flexibles por más tiempo. En Europa, el DAX alemán, CAC francés y FTSE inglés terminaban ligeramente a la baja y el Eurostoxx 50 perdía un 0,34%; pero los demás mercados europeos cerraban con ganancias. El IBEX 35 se anotaba un 0,11% de subida. En Estados Unidos, el S&P 500 cerraba un 0,79% arriba y el tecnológico Nasdaq un 1,04%.

Esta mañana, las bolsas asiáticas se mueven en tono alcista. El Nikkei se desmarca con una pérdida de 0,24% a pesar de la depreciación del yen, arrastrado por unos datos económicos menos positivos de lo esperado. Los demás mercados asiáticos se movieron entre pérdidas y ganancias ante datos contradictorios de la manufactura china, primando al cierre el optimismo. El Hang Seng gana un 0,93%, el Kospi un 0,9% y el Shenzhen chino, un 1,3%.

El precio de los bonos cae ligeramente esta mañana tras la subida de ayer. La rentabilidad exigida al bono americano a 10 años se sitúa en 2,74%, mientras la rentabilidad del Bund alemán se queda en 1,57%. Los bonos periféricos siguen en buena racha. La prima de riesgo del bono español a 10 años baja a 165 puntos básicos y la rentabilidad exigida se sitúa en 3,22%.

En el mercado de divisas, el dólar se debilita ligeramente frente al euro tras las declaraciones de Yellen y a pesar del dato de inflación europeo. Esta mañana se cambia a 1,378 EUR/USD. El yen se debilita frente a sus principales contrapartidas y cotiza a 142,3 EUR/JPY y 103,3 USD/JPY.

En el mercado de materias primas, el precio del Brent estable: esta mañana cotiza a 107,7 $/barril, mientras el precio del oro baja 1.285 $/onza.

Fuente: Análisis Banca March

La semana pasada fue prácticamente neutral para el S&P 500, pero alcista en términos netos para la mayoría del resto de bolsas de las economías desarrolladas. Tal vez lo más importante en lo que se refiere al frente macro americano (que mejora rápidamente) fuera la recuperación del la Confianza del Consumidor el martes (82,3 vs 78,3) y la revisión al alza del PIB 4T’13 desde +2,4% hasta +2,6%, mientras que en el plano europeo la súbita flexibilidad mostrada por Weidmann (Buba) con respecto a un hipotético QE por parte del BCE bajo determinadas circunstancias de deflación y la predisposición de Draghi a reactivar el mercado de titulizaciones. La realidad es que este panorama reforzó las bolsas al comprobarse que la desaceleración americana fue sólo pasajera debida a la ola de frío y simultáneamente también a los bonos europeos en base a la esperanza de que el BCE se muestre más proactivo si fuera preciso. Así, se puso de manifiesto el desacoplamiento de políticas monetarias, entre EE.UU. y la eurozona, favorable a esta última. Eso permitió que el USD se recuperara incluso puntualmente más allá del nivel 1,375 que habíamos estimado el lunes pasado y que los bonos españoles e italianos (B10A) redujeran su TIR incluso por debajo de 3,25%, reforzando nuestra expectativa de que avancen hacia el entorno del 3,00% antes de verano.

El BCE, protagonista de la semana. Esta semana se reúne el BCE. Tras la anterior reunión y posterior conferencia de prensa de M. Draghi, en Cortal Consors alejamos la posibilidad de nuevas medidas por parte del BCE. En este contexto, la semana pasada el presidente del Bundesbank, J. Weidmann, sorprendía al declarar que un QE por parte del BCE no era una medida descartable, ante el reducido margen de maniobra vía tipos de interés del BCE. Weidmann vinculaba tal acción a la lucha con un escenario de deflación. El viernes se publicaba el dato final de confianza del consumidor. Dentro de este índice se publican las expectativas de inflación de los consumidores. El dato de marzo mostró un descenso: 11,0 frente al 14,0 del mes anterior. Se situó así en el menor nivel desde noviembre de 2010.

Hoy cerramos un trimestre que ha sido bastante complicado. La posición más recomendada por todos los estrategas del planeta que es el Corto de duración vs Largo de Equity ha perdido dinero. Más allá de las carteras con buena exposición a bonos españoles (donde el 10yr acumula un +6.5% en el trimestre), el trimestre ha sido complicado. Los temores por la crisis de Rusia/Crimea, y el miedo al desapalacamiento en China no han ayudado a los mercados. Tampoco ha ayudado un discurso más “hawish” de lo esperado de la Fed.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.