Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Miércoles, 19 de diciembre de 2018
Pulse en el valor para ver ratios >

Como parte del programa de financiación que la institución pondrá a disposición del sector financiero europeo hasta finales de año para reactivar el crédito a familias y empresas no financieras, las entidades financieras españolas solicitarán en torno a 30.000 millones de euros en préstamos al BCE, según las previsiones anunciadas por el ministro de Economía español, Luis de Guindos. El ministro añadió que "esos créditos servirán para financiar a las empresas (...) y a los particulares en condiciones muy competitivas". 

 

El euro reacciona de forma contundente a las nuevas medidas anunciadas por el BCE y llega a cotizar por debajo de 1,30 USD/EUR, nivel mínimo de los últimos 14 meses.

El BCE sorprendía este jueves bajando el corredor de tipos en su totalidad en 10 puntos básicos, dejando la refi rate a 5pb y el tipo de depósito en -0.20%. También decidía que empezaría a comprar activos privados a partir de octubre, confirmando las compras que realizará de ABS y añadiendo que también comprará cedulas hipotecarias. La metodología de las compras en los dos planes , y por lo tanto el tamaño de los mismos no se conocerá hasta la próxima reunión del 2 de octubre. Según Draghi con los planes de TLTRO, y de compra de activos privados se pretende que el balance del BCE vaya hacia el tamaño que tenía en marzo del 2012 (que era de 3 Tr€).

Al margen de su esperada reunión, el BCE también es noticia porque publicó este miércoles los datos de julio correspondientes a los tipos de interés aplicados en los préstamos bancarios a corporates. Éstos confirman la tendencia de reducción de los tipos y de mejora, aunque gradual, de la fragmentación bancaria en la Eurozona. En concreto, el tipo de interés aplicado a los préstamos con importe de hasta 1.000 millones de euros se ha reducido en 2 puntos básicos mensuales para el conjunto de la zona euro (hasta el 3,55%).

Los bonistas que aceptaron la reestructuración de la deuda del país y que no han podido cobrar por una decisión judicial en EE.UU., podrán, como parte de un proyecto de ley impulsado por el Gobierno, cobrar en Francia. La iniciativa, que está en proceso de aprobación por las cámaras legislativas, está diseñada para sortear el fallo del juez de distrito neoyorquino Thomas Griesa que impide al país pagar sus compromisos de deuda en el exterior.

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.