Usamos cookies propias y de terceros para mejorar servicios y mostrarle publicidad de su preferencia mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Sábado, 23 de marzo de 2019
Pulse en el valor para ver ratios >
Publicado en Mercado Continuo Martes, 08 de enero de 2019 00:00

BME: debilidad del volumen de contratación y la cuota de mercado en el 4T18

Santander | La cuota de mercado y el volumen de contratación de BME (BME) en renta variable durante el 4T18 fueron todavía más débiles de lo previsto, confirmando nuestra visión de que los ingresos de BME probablemente van a seguir bajo presión.

 

En vista de esto, los objetivos del equipo gestor de un crecimiento orgánico a una tasa anual compuesta para 2019-21 del 4,0% en los ingresos y un crecimiento del 6,0% en el beneficio neto parecen muy ambiciosos, ya que, según BME, el 50% de los ingresos del grupo están determinados por el volumen.

 

El volumen de contratación en renta variable de €132,7mm fue un 7% inferior a nuestra previsión y supuso un descenso del 16% en comparación con el 4T17, lo que elevó el volumen de contratación de renta variable en 2018 a €587mm, o un 10% menos que en 2017.

 

La cuota del mercado en renta variable (según datos de Fidessa) también fue decepcionante: 45,4% en el 4T18, frente a nuestra previsión de un 49,2% y al 55,0% del 4T17. En consecuencia, la cuota de mercado de BME en 2018 fue del 46,5%, en comparación con nuestra estimación del 47,4% y el 52,0% de 2017.

 

¿Objetivos inalcanzables? Estimamos que, ceteris paribus, para que BME alcance su objetivo de aumentar el beneficio neto a una TACC19-21 del 6%, tendrá que mantener su cuota de mercado estable y los volúmenes de mercado tendrán que crecer un 10% anual en el período. Creemos que se trata de un supuesto muy optimista y basamos nuestras previsiones en un crecimiento de los volúmenes del 5% anual en 2019E-21E y del 2,5% posteriormente, con una reducción de la cuota de mercado de BME hacia el 40% para el cierre de 2025E. Como resultado de ello, estimamos que los ingresos y el beneficio neto crecerán a una TACC del 2,5% en 2019E-21E, por debajo de los objetivos de la compañía, y que posteriormente, en el periodo comprendido entre 2021E y 2025E, lo harán a una TACC del 1,1% y del 1,3%, respectivamente.

 

No es barata. Según nuestros cálculos, BME cotiza a un PER ajustado 2019E de 12,8x excluyendo el efectivo y con una rentabilidad del flujo de caja libre del 6,4%, niveles que consideramos bastante exigentes teniendo en cuenta el contexto actual de un mercado muy competitivo, la incertidumbre en torno a la nueva estrategia de la compañía y los potenciales factores negativos procedentes de la regulación. Para más detalles, véase nuestro informe publicado el 14 de noviembre en el que reanudamos la cobertura de la compañía.  

Aviso:  Acceda al contenido completo de Consenso del Mercado sumándose a nuestra Zona premium.